Academia y docencia, Referencia

MMT Blog 10: Haciendo un seguimiento de los flujos y los inventarios: El dinero de cuenta.

Esta entrada forma parte de una Introducción a la MMT, cuyo índice se encuentra aquí.

Por L. Randall Wray, traducido y adaptado por Daniel Carrera, de su original en New Economic Perspectives

Los stocks y los flujos están denominados en moneda de cuenta nacional. En semanas anteriores, examinamos las definiciones de stocks y flujos, así como, las relaciones entre ambos. (Podría ser útil revisar rápidamente la discusión anterior sobre stocks y flujos, y la relación entre los dos: los flujos se acumulan en stocks).

Los stocks financieros y los flujos financieros están denominados en moneda nacional de cuenta. En este blog, repasaremos los detalles para realizar un seguimiento de los stocks y los flujos en el dinero de la cuenta. Eso también nos llevará a una discusión sobre la relación entre “dinero” y “gasto”- ¿Cómo “pagamos” las cosas?

Como se discutió en las últimas dos semanas, el dinero de cuenta (o el dinero como unidad de cuenta) es casi siempre la moneda nacional- el dinero de cuenta elegido por el gobierno. En algunos casos, sin embargo, las cuentas se pueden mantener en una moneda extranjera. Para los propósitos de este blog, ignoraremos esa complicación- se presumirá que todo el mantenimiento de registros discutido aquí tiene lugar en una sola unidad de cuenta nacional. Comencemos con el caso de un empleado que gana un salario.

Mientras trabaja, el empleado gana un flujo de salarios denominados en un dinero de cuenta, a la vez que el empleador acumula una obligación monetaria. El día de pago, el empleador elimina la obligación proporcionando un cheque de pago que es responsabilidad del banco del empleador. Nuevamente, eso está denominado en el dinero de cuenta nacional.

Si lo desea, la trabajadora puede cobrar el cheque en su banco, recibiendo la moneda del gobierno- nuevamente un IOU, pero esta vez será una deuda del gobierno. Alternativamente, el cheque puede depositarse en el banco de la trabajadora, dejándole un IOU de su banco, denominado en el dinero de la cuenta.

El ingreso salarial que no se utiliza para compras de consumo, representa un flujo de ahorro, que se acumula como stock de riqueza. El ahorro puede mantenerse como un depósito bancario, es decir, como riqueza financiera (el pasivo del banco).

Cuando llega el momento de pagar impuestos, el trabajador entrega un cheque al Tesoro, que luego debita las reservas del banco del trabajador. Las reservas son solo una forma especial de moneda del gobierno, utilizada por los bancos para realizar pagos entre sí, y hacia el gobierno. Como toda moneda, las reservas son IOUs del gobierno.

De esa manera, cuando se pagan los impuestos, se elimina la obligación tributaria del contribuyente con el gobierno. Al mismo tiempo, también se elimina el IOU del gobierno que toma la forma de reservas bancarias. El pago de impuestos reduce la riqueza financiera de la trabajadora, porque se debita el monto del pago de impuestos de su depósito bancario.

Se puede concebir un flujo de impuestos sobre los trabajadores, por ejemplo, como una obligación de pagar al gobierno el diez por ciento de los salarios por hora. Un pasivo con el gobierno, que afecta la riqueza del trabajador, se acumula a lo largo de las semanas a medida que se devengan los salarios. La obligación tributaria, denominada en el dinero de cuenta, se elimina cuando los impuestos se pagan, a la vez que se reduce la riqueza financiera del trabajador (los depósitos que se debitan también se contabilizan en el dinero de la cuenta), y así mismo, de manera simultánea, las reservas del banco son debitadas por el gobierno.

Al mismo tiempo, el activo del gobierno (la obligación tributaria adeudada por el trabajador), se elimina cuando se pagan los impuestos, así como, se elimina el pasivo del gobierno (las reservas en poder de los bancos privados).

Es útil comparar estos flujos como el agua que fluye en un río, y se acumula como stock detrás de una represa. Sin embargo, es importante comprender que estos stocks y flujos monetarios, conceptualmente no son más que asientos contables, denominados en el dinero de cuenta. A diferencia del agua, que fluye en un arroyo, o se mantiene en un reservorio detrás de una represa, el dinero que fluye o se acumula no necesita tener ninguna presencia física más allá de la tinta en el papel o las cargas eléctricas del disco duro de una computadora.

De hecho, en la economía moderna, los salarios se pueden acreditar directamente a una cuenta bancaria, y los impuestos se pueden pagar sin el uso de cheques, mediante un débito inmediato de las cuentas. Nos podemos imaginar fácilmente un mundo sin monedas ni billetes de papel, ni chequeras, donde todos los pagos se efectúen mediante entradas electrónicas en los discos duros de las computadoras.

Toda la riqueza financiera podría contabilizarse de manera similar sin el uso de papel. De hecho, la mayoría de los pagos, y la mayor parte de la riqueza financiera, no son más que entradas electrónicas, siempre denominadas en una moneda de cuenta nacional. Un pago genera un débito electrónico en la cuenta de quien paga, y un crédito electrónico en la cuenta del beneficiario- siendo todo registrado a través de cargas eléctricas.

El sistema financiero como marcador electrónico. El sistema financiero moderno no es más que un elaborado sistema de mantenimiento de registros, una especie de puntuación financiera del juego de la vida en una economía capitalista.

Para aquellos que están familiarizados con el fútbol, la puntuación financiera se puede comparar con el marcador del estadio. Cuando un equipo anota un gol, el árbitro otorga puntos que se envían, a través de pulsos electrónicos, hacia la combinación apropiada de luces LED que muestran el número uno. A medida que el juego avanza, el total de puntos se ajusta para cada equipo.

Los puntos no tienen presencia física real, simplemente reflejan un registro del desempeño de cada equipo según las reglas del juego. No están “respaldados” por nada; aunque son valiosos, porque el equipo que acumula más puntos es considerado el “ganador”- y quizás recompensado con fama y fortuna.

Además, los puntos a veces se eliminan tras una revisión por parte de los árbitros que determina que se infringieron las reglas, y que es necesario aplicar sanciones. Los puntos que se retiran, en realidad no van a ninguna parte- simplemente desaparecen cuando el árbitro los deduce del puntaje.

De manera similar, en el juego de la vida, los ingresos del trabajo generan “puntos”, que se acreditan al “marcador” cuyo registro llevan las instituciones financieras. A diferencia del fútbol, ​​en el juego de la vida, cada “punto” que se otorga a un jugador se deduce del “marcador” de otro- ya sea reduciendo los activos de quien paga, o aumentando sus pasivos.

La contabilidad en el juego de la vida es muy cuidadosa, y se asegura de que las cuentas financieras siempre se balanceen. El pago de salarios genera un débito en el “marcador” del banco del empleador, y un crédito al “marcador” del empleado; pero al mismo tiempo, el pago del salario elimina la obligación implícita del empleador de pagar los salarios acumulados, así como, el derecho legal del salario al empleado.

De esa forma, si bien el juego de la vida es un poco más complicado que el fútbol, ​​la idea de mantener registros en términos de dinero es muy similar al registro de puntos en un marcador; ayudándonos a recordar que el dinero no es una “cosa”, sino más bien una unidad de cuenta mediante la cual realizamos el seguimiento de todos los débitos y créditos- o “puntos”.

Su tarea asignada, si decide aceptarla, es la siguiente: Piense en el gasto gubernamental y los impuestos, como entradas electrónicas de un marcador. Cuando el gobierno “gasta dinero”, ¿De dónde viene? Cuando pagamos impuestos, ¿A dónde va el “dinero”? ¿En qué sentido el gobierno “gasta el dinero que recauda en pagos de impuestos”?

1 comentario en “MMT Blog 10: Haciendo un seguimiento de los flujos y los inventarios: El dinero de cuenta.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s