Banqueros, Economía política, Referencia

Cedatos y Livercostas: ¿crónicas de un peculado bancario anunciado?

A continuación, reproducimos un texto publicado originalmente por el Centro de Derechos Económicos y Sociales (CDES), de 23 de septiembre de 2020. SEgundo de una serie cuyo primer artículo también publicamos aquí.

Cabe mencionar que, en artículos anteriores, hemos hecho referencia a la relación entre política y paraísos fiscales. En particular, animamos a revisar aquí, aquí, aquí y aquí.


En el informe Lasso: el banquero offshore que quiere ser presidente del Ecuador del 21 de septiembre pasado, describimos la carrera política y bancaria del candidato Guillermo Lasso y su vinculación con empresas offshore, haciendo un recuento de informes y datos públicos. Ahora hemos logrado reunir más información disponible en la web y algunos datos adicionales que evidenciarían cómo el político ecuatoriano financiaba sondeos electorales desde 2013. Dichos sondeos han sido realizados por algunas empresas encuestadoras, especialmente Cedatos, que hace algunos días publicó su informe de preferencias electorales situando a Lasso en primer lugar de las intenciones presidenciales ¿Coincidencia?

Cdes – Centro de Derechos Económicos y Sociales
Latindadd – Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social

No obstante, de un posible incumplimiento de la Ley del Pacto Ético por parte del banquero Guillermo Lasso -candidato por la coalición de derecha entre el Movimiento Político Creando Oportunidades (Creo) y el Partido Social Cristiano (PSC)- si se comprueba que sigue vinculado directa o indirectamente a Paraísos Fiscales; llamamos la atención en el presente informe sobre una posible práctica de Lasso en el manejo del dinero del Banco de Guayaquil para favorecer su candidatura.

Nos referimos a usar dinero de los depositantes para financiar la campaña electoral del dueño del banco. Las autoridades deben retomar la investigación sobre si esto constituye el delito de peculado bancario que involucraría a Guillermo Lasso, Cedatos y el Banco de Guayaquil vía un entramado de empresas offshore.

Un antecedente a tener en cuenta es que en el proceso electoral de 2017, específicamente en la segunda vuelta, la ex asambleísta Rosana Alvarado denunció ante la Fiscalía General del Estado la presunta falsificación de las encuestas por parte de Cedatos, bajo la representación legal de Polibio Córdova.

El caso Livercostas-Cedatos

Livercostas es una empresa creada por personas cercanas a Guillermo Lasso. Según información pública de la Superintendencia de Compañías el paquete accionario de la empresa se constituye de dos socios: Iván Fernando Correa Calderón (exvicepresidente de mercadeo del Banco Guayaquil y colaborador del Movimiento Creo) y Concepto Creativo Concrea S.A.

A su vez, Concrea S.A, tiene nuevamente como accionista a Iván Fernando Correa Calderón (el mismo accionista de Livercostas), también actual miembro del Directorio de Banisi en Panamá (Banco vinculado Guillermo Lasso mediante sus hijos). La otra accionista de Concrea S.A. es la esposa de Iván Correa, la Sra. María Verónica Mackliff Iannuzzelli. Tanto Correa como Mackliff adquirieron las acciones de Concrea de mano de los hijos de Lasso. ¿Se necesitan más vínculos? Sigamos.

Actualmente, Mackliff es apoderada del BBP BANK S.A. (Banco Bolivariano de Panamá), un banco de papel en Panamá, con la misma estructura de Banisi, en el que el 80% de sus depósitos provienen del Ecuador. BBP tiene apenas 33 empleados, cero cajeros automáticos y tan sólo una oficina de representación en Urdesa (Guayaquil, Ecuador).

Las autoridades deben retomar la investigación sobre si esto constituye el delito de peculado bancario que involucraría a Guillermo Lasso, Cedatos y el Banco de Guayaquil vía un entramado de empresas offshore.

Hasta aquí, podemos ver que la conformación de Livercostas es igual de entramada que las offshore vinculadas a Guillermo Lasso, y que sus accionistas también están vinculados a las estructuras offshore del político ecuatoriano. Iván Correa con Banisi y María Mackliff con BBP (uno de sus accionistas es Morgan & Morgan, fiduciaria del testamento de Lasso). Nuevamente nos encontramos ante un carrusel accionario a través del cual Lasso habría transferido su capital y el de otros banqueros a paraísos fiscales.

En relación con la actividad comercial de Livercostas, su principal cliente hasta el 2017, fue el Banco de Guayaquil. Siendo así, Livercostas dependía financieramente del Banco de Guayaquil.

Por su parte, Cedatos, es una empresa encuestadora, que es proveedora de Livercostas. De hecho, Cedatos junto a Publicitaria Cariba S.A. son los principales proveedores de Livercostas.

Cedatos ya ha sido parte de una investigación fiscal del 2017, en la que consta que Livercostas pagó $7,8 millones a Cariba. Es decir, Cariba, dependía financieramente en gran medida de Livercostas.

El principal accionista de Cariba S.A. es una empresa offshore panameña, denominada Sault Investments Inc. El único accionista de Sault es un ecuatoriano-estadounidense residente en Miami. El apoderado de Sault en el Ecuador tiene sus oficinas en el piso 11 del edificio Finansur (el nombre del banco que se fusionó con el Banco de Guayaquil). Según el apoderado, Sault maneja su dinero en Banisi, el banco panameño de Guillermo Lasso. Sault Investment tuvo mucho que ver con los Certificados de Depósitos Reprogramados en la crisis del feriado bancario. Se va cerrando el círculo.

Durante la segunda campaña electoral de Guillermo Lasso, Livercostas concentró dos terceras partes de las ventas de Cedatos en el mismo período; es decir, Cedatos también dependía financieramente de Livercostas.

En el caso Cedatos (2017) según el expediente de la indagación previa que reposa en manos de Fiscalía General del Estado, la empresa encuestadora fue contratada por Livercostas S.A. por $1,5 millones entre 2015 y 2017 (acá tenemos un ejemplo de una factura de las diversas operaciones entre Cedatos y Livercostas).

Durante la segunda campaña electoral de Guillermo Lasso, Livercostas concentró dos terceras partes de las ventas de Cedatos en el mismo período; es decir, Cedatos también dependía financieramente de Livercostas.

La estrecha vinculación de los accionistas de Livercostas y Concrea, con Guillermo Lasso; la adquisición de las empresas, de la titularidad de los hijos del candidato; y el hecho de que uno de los principales clientes de Livercostas es el Banco de Guayaquil, mostrarían un hilo de conducción entre la entidad bancaria y Cedatos.

La estrecha vinculación de los accionistas de Livercostas y Concrea, con Guillermo Lasso; y el hecho de que uno de los principales clientes de Livercostas es el Banco de Guayaquil, mostrarían un hilo de conducción entre la entidad bancaria y Cedatos.

Livercostas pagó a Cedatos en 2017 por la elaboración de encuestas durante la segunda vuelta electoral que arrojó una superioridad numérica de Lasso sobre Lenín Moreno (AP). ¿Ese dinero provino de los depositantes del Banco de Guayaquil?

Quedan flotando muchas preguntas que responder, entre ellas: ¿Es casualidad que Livercostas se funde el mismo año (2013) en que el banquero ecuatoriano inició su carrera a la presidencia de la República?  ¿Es casual que sea la misma empresa Cedatos, la única encuestadora que ubica en primer lugar al candidato de la banca entre las preferencias electorales para el 2021? ¿Estamos ante un caso de peculado bancario?

¿QUÉ ES EL PECULADO BANCARIO?
El cuarto inciso del artículo 278 del vigente Código Integral Penal Ecuatoriano, incorpora una figura penal: el peculado bancario; esta norma fue debatida y aprobada en la Asamblea Nacional del Ecuador, con la finalidad de evitar que se repitan prácticas como las de 1999 que llevaron al feriado bancario:

“Son responsables de peculado las o los funcionarios, administradores, ejecutivos o empleados de las instituciones del Sistema Financiero Nacional o entidades de economía popular y solidaria que realicen actividades de intermediación financiera, así como los miembros o vocales de los directorios y de los consejos de administración de estas entidades, que con abuso de las funciones propias de su cargo dispongan fraudulentamente, se apropien o distraigan los fondos, bienes, dineros o efectos privados que los representen, causando directamente un perjuicio económico a sus socios, depositarios, cuenta partícipes o titulares de los bienes, fondos o dineros, serán sancionados con pena privativa de libertad de diez a trece años”.

Es decir, el peculado bancario es el desvío de los dineros de los depositantes en fines distintos a los que realiza una institución bancaria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s