Medios de pago y tecnología, Semiótica

Resistencia monetaria

A continuación, compartimos con nuestros lectores la traducción de partes de este artículo, publicado por JP Koning. Traducido por Alex V. El artículo original en inglés está disponible aquí: https://jpkoning.blogspot.com/2019/10/getting-up-to-monetary-mischief.html


Este artículo es dedicado a quienes protestan en Hong Kong. 

Hay muchas formas creativas de hacer protestas pacíficas ante un gobierno opresivo. Este artículo explora una subcategoría de resistencia no-violenta: Resistencia Monetaria

Sellar Billetes

Una de las formas más populares de protesta monetaria es sellar o estampar billetes. Esto involucra sellar o estampar billetes o marcar monedas. Monedas y billetes son vitales para intercambio y circulación. Esto les hace un buen medio para promocionar una causa o una queja. El mensaje se amplia a través de la circulación de comercio, de mano-a-mano.

La autoridad monetaria va a reaccionar a la amenaza de retirar, delicadamente, los billetes y monedas marcadas de la circulación. Cuando los billetes y monedas entran al sistema robusto de efectivo – cuando aquella moneda circula y recibida por bancos y cajeros – son organizadas por máquinas o por persona, como control de calidad. La moneda alterada se filtra del sistema y es regresada al banco central, para ser destruida o reemplazada.

Esta forma de protesta se remonta en la historia. Por ejemplo aquella imagen de la moneda alterada (1903), con una frase de protesta para el voto femenino. 

Wayne Homren, editor de E-Sylum, recientemente ha explorado ejemplos modernos del sellamiento de billetes, como forma de protesta.

La población de Hong Kong sigue usando bastante dinero en efectivo. Al parecer, Hong Kong es ideal para la táctica de sellar billetes. Sin embargo, no he visto muchos ejemplos de esta forma de resistencia usado por la población de Hong Kong. De hecho, han habido advertencias de una compañía de intercambio de moneda tailandesa, que no se aceptará billetes alterados.

Mi siguiente punto es: para cualquier resistencia monetaria, las autoridades han preparado una defensa. La línea más simple de defensa es declarar este acto ilegal. Por suerte para los manifestantes, hacer cumplir este acto es imposible. Es un acto que se puede hacer en privado. Si lo atrapan, simplemente se puede decir que el dinero estampado ha sido recibido por accidente como vuelto. 

Una línea de defensa más efectiva es declarar aquellos billetes y monedas inútiles. Esto es una forma de desmonetización. Para iniciar esta defensa, el banco central rehúsa la aceptación de billetes alterados. Los billetes buenos siguen en circulación. Si el banco central rehúsa billetes alteradas, cualquier institución superior también lo va a rehusar. En torno, las tiendas tampoco lo van a aceptar. Los miembros del público manifestante, van a ver que sus billetes alterados se han vuelto inutilizables. 

Denominaciones pequeñas

Los manifestantes tienen un buen contrarresto a la amenaza de desmonetización. Se pueden enfocar en sellar billetes de denominaciones pequeñas, en vez de denominaciones mayores. En Canadá y en EEUU, las denominaciones relevantes son de 1$, 2$ y 5$. En el caso de Hong Kong, las denominaciones relevantes son de HK10$ y HK20$; el equivalente a 1.20$ y 2.40$ USD respectivamente. 

Hay dos razones por cual se debe enfocar en denominaciones pequeñas. Primeramente, hace menos daño al manifestante que sella sus billetes de HK10$. Si los billetes se convierten a ser inutilizables, el manifestante quizás no se podrá comprar un plato de McDonald’s. Pero si el manifestante sella unos billetes de HK$1000 (126$ US) y se vuelven inutilizables, harían mas daño a las finanzas de aquel sujeto.

La segunda razón para enfocar en las denominaciones pequeñas es que la provisión es menos flexible que las denominaciones grandes. Por cada $500 que el banco central produce, se requiere 50 veces más de esfuerzo para crear el valor equivalente en billetes de $10. Esto significa que para el banco central, se hace más difícil reemplazar los billetes de $10 comparado a los de $500. 

La diferencia en la velocidad de reemplazar billetes, es importante. Cuando los billetes se declaran inutilizables por las autoridades monetarias, debido a los sellos con frases de protestas, las provisiones de billetes se van a reducir. Una escasez ha sido creada. El banco central puede remediar (rápidamente) esta escasez con denominaciones grandes; remediar esta situación con denominaciones pequeñas, se demorará. El banco puede dejar continuar la escasez de denominaciones pequeñas, o pueden dejar que los billetes sellados sigan en circulación. De cualquier forma, hace quedar mal al gobierno. Una escasez de sueltos es inconveniente para los negocios. Los que mantienen posiciones de gobierno se verán incompetentes. Pero al dejar seguir estos billetes sellados en circulación, el mensaje se sigue manifestando.

Enfocando en denominaciones pequeñas

Si yo hubiese empezado una protesta aquí en Canadá que involucra el retiro de dinero, mis expectativas serán bajas. Cualquier campaña de retiro de dinero será más efectivo con el retiro de denominaciones pequeñas. Vaya al banco y retire en monedas de $1/$2 y billetes de $5. O retire los billetes de gran denominación de los cajeros automáticos y luego vaya a las tiendas y pídales que los cambien en sueltos. Si la tienda no los cambia, entonces compre una barra de chocolate de $ 1 con $ 20 y acumule el cambio.

Anteriormente he mencionado que el suministro de billetes de denominaciones pequeñas no es tan flexible como el suministro de las denominaciones grandes. 

Como muchos países, Hong Kong tiene más dinero de denominaciones pequeñas en circulación comparado a las denominaciones grandes. Como ilustra la gráfica, HK$10 & HK$20 constituye el 11.6% y 35.7% de todo los billetes en circulación. Pero el valor total de estas denominaciones pequeñas tiende a ser muy poco, como ilustra la gráfica. Aquellos billetes representan solo el 0.6% y 3.5% del valor total de los billetes. También puedes ver la misma distribución en Canadá. El valor de los billetes de $ 100 eclipsa el billete de $ 5, pero tenemos aproximadamente la misma cantidad pendiente.

Entonces hay una cantidad enorme de denominaciones pequeñas que serán usadas para la mayoría de las transacciones del país. Pero el valor combinado de estas denominaciones es bastante baja. 

Estas características de las denominaciones pequeñas las tornan efectivas para los manifestantes. Supongan que un grupo de canadienses motivados retiran una gran cantidad de denominaciones pequeñas, creando una escasez de sueltos. Si suficiente gente participa, la impresora del Banco de Canadá no podrá mantener el mismo ritmo (comparado a los retiros). Esto impide la habilidad de facilitar transacciones, dentro del sistema de pagos en Canadá. 

Mucha gente se ha olvidado lo que es la escasez de los sueltos. Pero alguien que ha leído sobre la historia del dinero sabe que muchas de las molestias monetarias de los últimos 5 a 6 siglos fueron debido a la escasez de sueltos. 

En esta publicación he explorado dos tipos de resistencias monetarias no violentas a las que los manifestantes han recurrido en el pasado. Estoy seguro de que hay más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s