Observatorio, Proyecciones y prospectiva

Carta abierta a María Elsa Viteri

A lo único que hay que temer es al temor.
-Franklin D. Roosevelt

Ministra, no se deje asustar. Ni por el riesgo país ni por los periodicazos. No se deje asustar por sus colegas ministros de derecha. Ni por los veedores-tenedores que nombró el contralor subrogante del contralor prófugo. No se asuste de los analistas-tenedores ni de sus subsecretarios ortodoxos. Pero sobretodo, no se deje asustar por los banqueros ni por los importadores, a quienes todos los anteriores representan aunque a veces ni lo saben.

Para que usted tenga el sartén por el mango y no tenga que someterse al bullying de los poderes fácticos, lo primero que tiene que hacer es revisar el Código Monetario de cabo a rabo y darse cuenta que usted dispone de todos los instrumentos para mantener el barco a flote: ponga al Banco Central a trabajar para usted. Debe ser absolutamente draconiana y encarar el principal problema de la economía ecuatoriana de manera frontal e inmediata. Debe establecer controles administrativos a toda transacción internacional, pública y privada. Disponga que la tesorería internacional del Ministerio la apruebe usted personalmente. Frene todas las trampas por las cuales el dinero se fuga a los paraísos fiscales. Llámele “código de ética”, “controles anticorrupción” o “normas GAFI”. Este paso es indispensable para todo lo que quiera hacer en adelante, pues si no lo hace, tendrá abierto el hueco de un barril sin fondo que jamás se podrá llenar.

Si usted no hace esto y luego quiere hacer un ajuste por la izquierda, para que los más ricos paguen, los capitales se fugarían y cualquier esfuerzo sería inútil e, inclusive, contraproducente. Si quiere hacer un ajuste por la derecha, la economía real va a sangrar y los capitales saben eso, por eso igual se fugarían. Si va a impulsar una ley para incentivar la repatriación de capitales, pero no les pone un tapón para que luego no vuelvan a salir, no hay repatriación que sirva. Para repatriar capitales, se puede comenzar por la “exclusión y transferencia de activos y pasivos” de las sucursales panameñas de los banqueros ecuatorianos. Solo ahí están 2 mil millones de dólares.

Su principal reto debe ser impulsar la actividad económica productiva y mantener la seguridad económica de las familias ecuatorianas. Los equilibrios contables del sector fiscal se pueden ir arreglando de manera paulatina. A la final, ya no es Ministerio de Finanzas, es también de Economía y ahí estamos incluidas todas las familias ecuatorianas.

Enfóquese en el sector externo y en priorizar cada centavo de las divisas para destinarlas a la inversión productiva, pública y privada. No para derrocharlas en capitales fugados o en bienes de lujo.

Póngale metas al ministro de comercio exterior. Pero metas de exportaciones en dólares, país por país, producto por producto, hasta empresa por empresa. No número de fotos ni número de viajes. Pídale las metas de cuánto va a disminuir importaciones, país por país, producto por producto, empresa por empresa. Si se pone insistente, acuerden en metas de superávit comercial empresa por empresa. Cuando el ministro le quiera vender las photo-ops de firmar TLCs por doquier, no se deje asustar por la ansiedad de bajar aranceles, el principal obstáculo para abrir nuevos mercados son las normas técnicas, sanitarias y fitosanitarias. No aumente nuestra vulnerabilidad ante el subibaja de los precios de los commodities.

Use el sistema financiero, público y privado, para aumentar el crédito en la economía, a lo largo y ancho de todos los sectores. Impulse que los municipios, las prefecturas y juntas parroquiales depositen su dinero en el Banco del Estado y no en el Banco Central. Solo esta medida aumentará hasta en 1,2 mil millones de dólares el crédito disponible para la inversión de los gobiernos locales y la reactivación económica territorial. No tenga miedo. Con una simple reforma de la Junta Monetaria, permita que el Banco del Afiliado (BIESS) pueda abrir cuentas de ahorros. Con cada crédito hipotecario o quirografario, con cada cesantía o pensión mensual, hoy el BIESS transfiere dinero a cuentas en los bancos privados para que luego los bancos lo saquen al exterior; el BIESS está fondeando la fuga de capitales de los bancos privados. Es hora que esa liquidez se quede en el banco de la seguridad social y pueda reciclar esa liquidez para otorgar más crédito a la economía. Conviértale al BIESS en un verdadero banco de inversión. No tema. Póngales (y difunda) metas de colocación del crédito a los cinco bancos privados más grandes: pídales que dupliquen el monto de crédito productivo en 6 meses. Si no quieren cumplir, les quita el banco, los absorbe el Pacífico.

Consígase buenos abogados para que frenen los pagos por arbitraje internacional y que anulen algunos laudos ilegítimos por corrupción de los árbitros (Perenco, Burlington, Petrobras, Oxy). Solo ahí hay 2 mil millones de dólares más. Cóbreles a los Ortega del Banco Continental. Ahí hay 500 millones de dólares más. No solo son ingresos fiscales, son también ingreso de divisas.

Por último, si el fisco necesita más liquidez, establezca que quienes mantengan juicios o diferendos con el SRI no podrán realizar transacción internacional alguna y verá lo rápido que los grupos económicos se acercan a pagar los 2,3 mil millones de dólares que le deben al Estado.

Debe ampliar y expandir la inversión pública en los sectores sociales; cómprele Títulos al Banco Central (TBCs) y véndale Certificados de Tesorería (CTs). No tema, hasta la metodología del contralor confirma que los CTs no son deuda. Con el control a las transacciones internacionales, el Banco Central puede mejorar sus calces y ampliar la compra de esos papeles. Mientras tanto, logre que la Asamblea le autorice sobrepasarse el límite del 40%, compre unos años mientras va reestructurando los pasivos externos.

Ministra, no tema. Pase a la historia. Acelere el cumplimiento con la Constitución. Cumpla con el seis por ciento del PIB para educación. Use los CTs. Hable con los banqueros. Como son tan buenos para crear fideicomisos, dígales que creen un fideicomiso conjunto de 500 millones solo para inversión en educación, ciencia y tecnología que se oriente al crédito educativo para estudiantes, a préstamos a mediano plazo para que las universidades públicas y privadas se amplíen, a desarrollar proyectos en la Ciudad del Conocimiento y a financiar empresas de base tecnológica. Por favor, cambie la narrativa, ya no se deje arrastrar por el lenguaje de la mediocridad.

Ministra, a usted no le tembló la mano cuando se le asignó un rol histórico. No tema ahora.

Llévenos al futuro, no nos regrese al pasado.

 

20 comentarios en “Carta abierta a María Elsa Viteri”

  1. Con conocimiento de causa, visión de país y patria, el análisis es un aporte concreto para la toma de decisiones en materia económica y finanzas que no afecten los intereses populares. Se abre compás de espera. Ministra tiene la palabra.

    Le gusta a 1 persona

  2. Esas son las medidas d un claro teórico q sueña con controles q lo q hacen s asustar al inversionista las medidas son más simples pero ese pensamiento izquierdista es lo q los tiene lokos CONTROLES Y MAS BUROCRACIA elimina los subsidios elimina 20 ministerios y sus satélites 50% d la burocracia sin tocar medicina-educación y arreglado el problema sin asustar sin crear controles q entorpecen la dinámica del dinero

    Me gusta

  3. Excelentes sugerencias de política económica y financiera para la Ministra. Si es que ella las podría implementar el Ecuador saldría de está crisis en la que nos han metido el Presidente actual y todos sus ministros que responden a banqueros y grandes empresarios. pero considero difícil que las pueda implementar pues ella y todo el gobierno actual responde justamente a esos intereses

    Me gusta

  4. Pues, lo lógico y racional está ahí, veremos de qué lado está y de qué está echa. Pero por dios no regresemos al pasado. La historia y el pueblo serán implacables. Desicion y voluntad.. no hacer caso mucho a los periodicasos y extrema derecha.

    Me gusta

  5. El dinero que está en los bancos de Panamá es de agentes privados, disponer libremente de el es confiscatorio. Los bancos y cooperativas guardan el dinero de los depositantes por tanto creer que se puede utilizarlo para conceder crédito productivo a diestra y siniestra sin evaluación apropiada de riesgos, eso si es poner en riesgo realmente la liquidez nacional, y decir que la mayor parte del ahorro nacional “fuga hacia afuera es no haber visto jamás las cifras de los intermediarios financieros El resto de medidas son controles y más controles que exigen una pesadisima carga burocrática y operativa y dan espacio a todo tipo de corrupción al conceder amplias facultades discrecionales a los controladores. Pueden citar algún caso en que medidas similares evitaron crisis y reactivaron una economía. Porque lo más cercano que me suena son los inútiles controles de cambio chavistas y kirchneristas que sirvieron para enriquecer a la casta de los cercanos al Gobierno

    Me gusta

  6. Claro, medidas nacionalistas y altamente populistas que obligan a la empresa privada a trabajar “patrioticamente” a lo Maduro. Si la banca no hace lo que digo, me tomo la banca, si la gente no deposita en tal o cual banco del estado, no le dejo vivir en paz. Si alguien chiste en contra del SRI comete sacrilegio contra el Estado omnipotente.
    Seguramente Chile, Colombia, Perú y hasta Bolivia ya lo hicieron.
    Resulta que Correa desbarata la economía, se gasta 350.000.000 .000 y ahora hay que sacar el dinero de la empresa privada.
    Resulta que luego de 11 años de debacle, de total dependencia del petroleo, de casi acabar con la empresa privada importante, de haber destrozado la economía y la macroeconomía, la solución está en ahorcar a los “diablos” a la empresa privada que da 80% del empleo.
    Osea, que es el dinero privado el que tiene que ser exprimido porque un puñado de revolucionarios de a peso, se farrearo la riqueza y enduedaron al país hasta llegar a la friolera del 70% del PIN.

    Me gusta

  7. Las decisiones económicas por radicales que puedan ser, no tienen porqué vulnerar principios y derechos como el de la libertad de las personas para hacer uso legítimo de sus recursos. Lo demás es negociable, pero infringir en las libertades de manera inmoral, sólo puede empeorar las cosas, eso llevó a la ruina a Venezuela. Hay que ser sensatos en las propuestas. Estamos hablando de entrar en una guerra frontal con las personas más competentes que tiene el País en estos momentos, no sólo es una guerra que no se puede ganar. sino también absurda y bastante ingenua la verdad. Aquí conviene también un análisis político básico.

    Me gusta

  8. Muy buenos consejos para la ministra; es lo que el país necesita para seguir creciendo con justicia social; los medios harán el bulliying en apoyo y representación de los grupos de poder que tienen y quieren todo para ellos.

    Me gusta

  9. Muy interesante análisis, y por algunos comentarios veo que cierto sector jamás le perdonará a Correa haberles quitado provilegios. El problema ahora es que tenemos un gobierno sin identidad y sin rumbo claro. La indefinición ideológica va resultando caótica.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s